Publicado en 1 March 2019

Cerebro, los huesos y boro

El boro es un elemento que se encuentra de forma natural en los vegetales de hoja verde como la col rizada y las espinacas. También se puede encontrar en los cereales, ciruelas, pasas, frutas no cítricas y frutos secos.

Dieta diaria de una persona normalmente contiene de 1,5 a 3 miligramos (mg) de boro. Los cinco más comunes fuentes de boro en la dieta diaria de una persona son:

  • manzanas
  • café
  • frijoles secos
  • Leche
  • papas

El boro ayuda al cuerpo a metabolizar las vitaminas y minerales esenciales, tiene un papel clave en la salud de los huesos, y que también afecta a los niveles de estrógeno y testosterona.

No hay ninguna recomendación dietética establecida para el boro en términos de valor diario. Una deficiencia de boro tampoco se ha demostrado que causa ninguna enfermedad.

Pequeños estudios han indicado que el boro puede desempeñar un papel en la función cerebral. Los primeros estudios en la década de 1990 mostraron prometedores para la suplementación con boro humana.

Por ejemplo, un estudio de 1994 publicado en la revista Environmental Health Perspectives encontraron que las personas que agregaron 3,25 mg de boro a sus dietas eran mejores en la memoria y mano-ojo tareas de coordinación que las personas con bajos niveles de boro.

Estos resultados alentadores no estimularon un auge de la investigación de boro.

Ahora los estudios de investigación relacionados con el boro se limitan sobre todo a los realizados en ratas de laboratorio. Aunque los investigadores saben que el boro juega un papel en muchas funciones humanas, su estatus como un mineral de menor importancia significa que no hay muchas pruebas en humanos recientes con respecto a los beneficios de boro en el cerebro.

El boro puede ayudar a mantener los huesos fuertes, junto con la posibilidad de mejorar la función cerebral.

El boro se sabe que juega un papel en la extensión de la vida media de la vitamina D y el estrógeno.

La vida media es la cantidad de tiempo que le toma a una sustancia para romper a la mitad de su importe inicial. Los científicos no están exactamente seguros de cómo lo hace el boro. Sin embargo, podría ser importante para la salud ósea de varias maneras.

En primer lugar, la vitamina D es esencial para la salud ósea, ya que mejora la capacidad del cuerpo para absorber el calcio. El calcio es un mineral responsable de hacer los huesos fuertes. El boro puede ayudar a mejorar la salud de los huesos, aumentando el tiempo que la vitamina D trabaja en su cuerpo.

De acuerdo con un artículo en El Abierto de Ortopedia Diario, Las personas con niveles bajos de vitamina D son más propensos a tener bajos niveles de boro. Esto demuestra que los dos nutrientes tienen una relación en términos de su disponibilidad en el cuerpo.

El estrógeno es otra hormona que juega un papel en la salud ósea. Protege contra la pérdida ósea que puede conducir a la osteoporosis . Esta es una condición que puede hacer que los huesos débiles y quebradizos, tanto en hombres como en mujeres. Al extender la cantidad de estrógeno tiempo está presente en el cuerpo, el boro puede ayudar a mantener los huesos sanos.

Si bien los suplementos de boro se han considerado como un posible tratamiento para las personas con artritis , se necesita más evidencia clínica para apoyar esta afirmación.

Cuando se trata de tomar suplementos, demasiado de algo bueno puede ser a veces una mala cosa. Tomar cantidades excesivas de suplementos puede hacer que sea difícil para su cuerpo para filtrar el extra que no necesita. No hay dosis diaria recomendada específica para el boro.

De acuerdo con la Junta Directiva del Instituto de Medicina de la Alimentación y Nutrición , los límites superiores que se deben tomar diariamente son:

Años dosis diaria límite superior
niños de 1 a 3 3 mg
niños de 4 a 8 6 mg
niños de 9 a 13 11 mg
adolescentes de 14 a 18 17 mg
adultos mayores de 19 y hasta 20 mg

El boro se considera seguro para la mayoría de la gente, pero grandes cantidades puede ser perjudicial. Tampoco hay datos con respecto a un nivel seguro para los niños menores de 1 año de edad. Su seguridad no ha sido estudiado en mujeres embarazadas.

Es importante que hable con su médico antes de tomar suplementos. Es poco probable que los suplementos de boro son necesarios. La mayoría de los expertos recomiendan aumentar la ingesta a través de fuentes dietéticas como frutas y verduras antes de considerar suplementos.

Si no desea tomar suplementos de boro adicionales, el consumo de alimentos que contienen boro, como ciruelas, pasas, albaricoques secos, o aguacates, puede ayudar a aumentar los niveles de boro.