Publicado en 7 March 2019

Riñón dieta contra el cáncer: Alimentos para comer, alimentos que deben evitarse, y Más

Según la Sociedad Americana del Cáncer, más de 73.000 estadounidenses serán diagnosticados con algún tipo de cáncer de riñón este año.

Aunque no hay una dieta específica para las personas que viven con cáncer de riñón, los buenos hábitos alimenticios son vitales para mantener un cuerpo sano y manejo de los efectos secundarios del tratamiento del cáncer.

Si usted está viviendo con cáncer de riñón, lo que come podría afectar cómo se siente sobre una base del día a día. Averiguar qué alimentos debe comer más de que los alimentos que debe evitar, y qué cambios en la dieta para esperar durante el tratamiento.

Comer una dieta sana y equilibrada es importante para cualquier persona que vive con cáncer de riñón.

Sus necesidades nutricionales dependen del tipo de tratamiento que están haciendo y la etapa de su cáncer. Sin embargo, hay algunos alimentos que debe hacer un esfuerzo para incluir en todas sus comidas:

Frutas y vegetales

Las frutas y verduras son altos en fibra soluble y una buena fuente de muchas vitaminas y minerales esenciales. También ayudan a reducir los niveles de colesterol y controlar su azúcar en la sangre. Usted debe tratar de tener entre 5 y 10 porciones de frutas y verduras de una variedad de fuentes de todos los días.

Los granos enteros y almidones

El pan integral, arroz salvaje, y pasta de trigo integral son una excelente fuente de energía. También son ricos en vitaminas fibra, hierro y B.

Algunos granos enteros son ricos en fósforo y potasio. Ambos pueden causar problemas si se consumen dosis altas de ellos, mientras que los riñones no están funcionando completamente. Por lo tanto, vale la pena consultar con su médico acerca de qué alimentos de grano entero pueden ser mejores para usted.

proteínas

Las proteínas son una parte necesaria de la dieta de todos, ya que ayudan a construir y mantener la masa muscular. Sin embargo, demasiada proteína para una persona con cáncer de riñón puede causar una acumulación de residuos derivados de alimentos en el torrente sanguíneo. Esto puede causar síntomas como fatiga, náuseas y dolor de cabeza.

Hablar con un médico o dietista registrado sobre la cantidad y mejores tipos de proteínas para incluir en su dieta.

Algunos alimentos pueden aumentar el riesgo de complicaciones relacionados con el riñón. Comer estos alimentos con moderación o evitar por completo:

Los alimentos que son altos en sal

La sal puede alterar el equilibrio de líquidos en su cuerpo y conducir a la hipertensión arterial. Esto puede hacer que cualquier pérdida de la función renal peor.

Los alimentos procesados ​​son generalmente altos en sodio, por lo que es en su mejor interés para evitar:

  • comida rápida
  • comida enlatada
  • aperitivos salados
  • embutidos

Siempre que sea posible, utilizar hierbas y especias para dar sabor en lugar de sal. Sin embargo, si usted está utilizando hierbas exóticas, consulte con su proveedor de atención médica.

Los alimentos ricos en fósforo

Fosforosoes un elemento químico necesario para el mantenimiento de la resistencia ósea. Pero en las personas con cáncer de riñón, puede acumularse en la sangre y causar síntomas como picazón y dolor en las articulaciones.

Si usted está luchando con estos síntomas, es posible que desee reducir la ingesta de alimentos con alto contenido de fósforo como:

  • semillas
  • nueces
  • frijoles
  • cereales de salvado procesados

Demasiada agua

Overhydrating también puede crear problemas para las personas con cáncer de riñón. Tener una función renal reducida puede comprometer su producción de orina y causar que su cuerpo retenga demasiado líquido.

Es importante que cada uno beba mucha agua, pero hacer un esfuerzo para controlar su ingesta de líquidos por lo que no está consumiendo una cantidad excesiva.

Es común para bajar de peso durante el tratamiento para el cáncer de riñón. Usted puede encontrar que su gusto por ciertos alimentos ha cambiado. Las cosas que solían hacer un llamamiento a que ya no pueden ser apetecible, e incluso pueden hacer que se sienta náuseas.

Usar ensayo y error para encontrar algunos go-a alimentos que no le causan malestar. Concéntrese en comer cuando una ola de náuseas se enciende.

Incluso si usted no se siente particularmente hambre, haz todo lo posible para comer comidas regulares para que sus niveles de energía se mantienen consistentes durante todo el día. Si tiene problemas para comer porciones de tamaño completo, que puede ayudar a romper sus comidas en cinco o seis porciones pequeñas en lugar de las típicas dos o tres de los grandes.

El tratamiento del cáncer puede debilitar su sistema inmunológico y hacerlo más susceptible a la infección. Tomar precauciones adicionales, mientras que la preparación y el almacenamiento de sus comidas.

Lávese el producto a fondo, y asegurarse de que los alimentos como carne, aves y huevos están bien cocidos. Manténgase alejado de los alimentos crudos como el sushi, mariscos, y los brotes vegetales, y evitar el consumo de leche no pasteurizada o zumo.

Cumplir con un plan de nutrición equilibrada y evitar los alimentos que pueden desencadenar complicaciones renales le ayudará a sentirse más fuerte, más saludable y con más energía. Recuerde consultar con su médico o equipo de atención médica antes de hacer cualquier cambio importante en su dieta. También, informar de cualquier nuevos efectos secundarios que experimenta la mayor brevedad posible.