Publicado en 25 May 2016

Cistitis: Síntomas, causas y tratamientos

La cistitis es una inflamación de la vejiga. La inflamación es donde parte de su cuerpo se irrita, enrojecimiento o hinchazón.

En la mayoría de casos, la causa de la cistitis es una infección del tracto urinario (ITU). Una infección urinaria ocurre cuando las bacterias entran en la vejiga o en la uretra y comienzan a multiplicarse.

Esto también podría suceder con las bacterias que ocurren naturalmente en el cuerpo que se desequilibran. Estas bacterias conducen a una inflamación y la infección causa.

La cistitis no siempre viene de una infección. Por ejemplo, ciertos medicamentos y productos de higiene también pueden causar inflamación.

El tratamiento para la cistitis depende de la causa subyacente. La mayoría de los casos de cistitis aguda son, o se producen repentinamente. casos cistitis intersticial son crónicas, o largo plazo.

La cistitis puede afectar a cualquier persona, pero ocurre con más frecuencia en las mujeres.

Los síntomas de la cistitis pueden incluir:

  • necesidad frecuente de orinar
  • urgencia de orinar después de haber vaciado la vejiga
  • turbia o de olor fuerte de la orina
  • fiebre baja si en combinación con una infección urinaria
  • sangre en la orina
  • dolor durante las relaciones sexuales
  • sensaciones de presión o de la vejiga plenitud
  • calambres en el abdomen o la espalda

Si una infección de la vejiga se propaga a los riñones, puede convertirse en un problema grave de salud. Además de los síntomas mencionados anteriormente, los síntomas de una infección de riñón incluyen:

  • náusea
  • vómitos
  • dolor de espalda o de lado
  • resfriado

Además, dos síntomas adicionales, fiebre o sangre en la orina, no son síntomas de la cistitis en sí mismos. Sin embargo, pueden ocurrir en asociación con los otros síntomas de una infección renal.

Busque atención médica inmediata si usted piensa que tiene una infección en los riñones.

El tipo de cistitis depende de su causa. Las posibles causas de la cistitis incluyen:

  • infección del tracto urinario (UTI)
  • tomar ciertos medicamentos
  • exposición a la radiación
  • el uso continuo de un catéter
  • productos de higiene irritantes

La cistitis puede ser aguda o intersticial. La cistitis aguda es un caso de cistitis que se produce de repente. Cistitis intersticial (CI) es un caso crónico o de largo plazo de la cistitis que afecta varias capas de tejido de la vejiga.

Tanto la cistitis aguda y intersticial tiene una serie de posibles causas. La causa de la cistitis determina el tipo. Los siguientes son tipos de cistitis:

La cistitis bacteriana

La cistitis bacteriana se produce cuando las bacterias entran en la uretra o la vejiga y causar una infección. Esto también puede resultar cuando las bacterias que crecen normalmente en su cuerpo se desequilibra. La infección conduce a la cistitis o inflamación de la vejiga.

Es importante para tratar una infección de la vejiga . Si la infección se propaga a los riñones puede convertirse en un problema de salud grave.

cistitis inducida por fármacos

Algunos medicamentos pueden causar que la vejiga se inflama. Los medicamentos pasan a través de su cuerpo, y, finalmente, salir a través de su sistema urinario. Algunos medicamentos pueden irritar la vejiga cuando se aproximan a su cuerpo.

Por ejemplo, el medicamentos de quimioterapia ciclofosfamida e ifosfamida pueden causar cistitis.

cistitis por radiación

La radioterapia se utiliza para matar las células cancerosas y reducir tumores, pero también puede dañar las células y tejidos sanos. El tratamiento de radiación en el área pélvica puede causar que la vejiga se inflama.

cistitis cuerpo extraño

El uso continuo de un catéter, un tubo que se usa para facilitar la liberación de la orina desde la vejiga, puede aumentar el riesgo de infección bacteriana, y los tejidos de daños en el tracto urinario. Tanto las bacterias como los tejidos dañados pueden causar inflamación.

cistitis química

Ciertos productos de higiene pueden irritar la vejiga. Los productos que pueden causar la cistitis incluyen:

  • gelatinas espermicidas
  • uso de un diafragma con espermicida
  • aerosoles de higiene femenina
  • productos químicos de un baño de burbujas

Cistitis asociada con otras condiciones

A veces se produce cistitis como un síntoma de otras condiciones médicas, tales como:

  • diabetes
  • cálculos renales
  • VIH
  • agrandamiento de la próstata
  • lesiones de la médula

La cistitis es más común en las mujeres debido a su uretra más corta. Sin embargo, los hombres y las mujeres están en riesgo para esta condición.

Las mujeres pueden estar en un riesgo más alto para la cistitis si:

  • son sexualmente activos
  • está embarazada
  • utilizar diafragmas con espermicida
  • han experimentado la menopausia
  • están utilizando productos de higiene personal irritantes

Los hombres pueden tener un riesgo mayor para la cistitis si tienen un agrandamiento de la próstata debido a la retención de la orina en la vejiga.

Los factores de riesgo comunes a hombres y mujeres incluyen:

  • infección del tracto urinario actual o reciente (UTI)
  • terapia de radiación
  • quimioterapia
  • uso de un catéter
  • diabetes
  • cálculos renales
  • VIH
  • lesiones de la médula
  • la interferencia con el flujo de orina

Hay algunas maneras diferentes para diagnosticar la cistitis. Su médico puede pedir una muestra de orina para determinar la causa de su cistitis y comprobar si hay una infección urinaria. Su médico también puede realizar la cistoscopia, o una prueba de imagen para determinar la causa de sus síntomas.

La cistoscopia

En una cistoscopia, un médico inspecciona su vejiga con un tubo delgado que tiene una cámara y una luz adjunta. Los médicos pueden utilizar el cistoscopio para recoger una biopsia del tejido de la vejiga si es necesario. Una biopsia es un pequeña muestra de tejido utilizado para la prueba adicional.

prueba de imagen

Las pruebas de imagen no son a menudo necesarias, pero pueden ser útiles en el diagnóstico de cistitis. Una placa de rayos X o ultrasonido pueden ayudar a descartar otras causas de la cistitis, tales como un problema estructural o tumor.

medicamentos

Los antibióticos son un tratamiento común para la cistitis bacteriana. La cistitis intersticial también puede ser tratado con medicamentos. Medicamentos para la cistitis intersticial depende de su causa.

cirugías

La cirugía puede tratar la cistitis, pero puede no ser la primera opción del médico. Es más común de las enfermedades crónicas. A veces, la cirugía puede reparar un problema estructural.

Cuidados en el hogar

tratamientos de cuidado en casa puede ayudar a aliviar el malestar. Los métodos más comunes son:

  • la aplicación de almohadillas de calor en el abdomen o la espalda
  • over-the-analgésicos de venta libre, tales como el ibuprofeno y acetaminofeno
  • Los baños de asiento para limpiar el área pélvica

A veces se puede controlar los síntomas de la cistitis en el hogar, sin tomar la medicación. Estos no deben reemplazar a los antibióticos si son necesarios para el tratamiento de una infección urinaria. métodos de terapia casa comunes son:

  • jugo de arándano o tabletas
  • beber muchos líquidos
  • uso de ropa interior de algodón y ropa suelta
  • evitando cualquier alimento o bebidas que se sospecha empeorar sus síntomas

Terapias alternativas

Hay otros procedimientos no quirúrgicos para la cistitis. A veces el estiramiento de la vejiga con agua o gas puede mejorar temporalmente los síntomas.

La estimulación del nervio puede reducir la frecuencia de las visitas al baño y puede aliviar el dolor pélvico. Y para la cistitis causada por la radiación o la quimioterapia, los medicamentos pueden ayudar a vaciar la vejiga.

La perspectiva de la cistitis depende de la causa de los síntomas. En general, las perspectivas para la cistitis es buena. Sin embargo, es importante para el tratamiento de la enfermedad subyacente, tan pronto como sea posible. Si experimenta síntomas de la cistitis, lo mejor es ponerse en contacto con un médico.

Mientras se recupera de la cistitis, usted debe:

  • beber mucho líquido
  • evitar las bebidas con cafeína, ya que pueden irritar la vejiga
  • orinar con frecuencia, en lugar de “sostiene que”
  • llevar ropa interior de algodón y ropa suelta

Las mujeres deben limpiarse de adelante hacia atrás después de defecar para evitar la propagación de bacterias de las heces. Además, tomar duchas en vez de baños también puede ayudar. Asegúrese de lavar la piel con suavidad en la zona genital.

Las mujeres deben vaciar la vejiga después de la relación sexual, y beber agua. Por último, evitar los productos que irritan la zona.

Etiquetas: tracto urinario, Salud,