Publicado en 26 May 2017

Dieta de Fatiga Crónica: 12 Hacks

La fatiga crónica es muy lejos de “necesito otra taza de café” cansancio. Es una condición debilitante que puede afectar a toda su vida.

Hasta la fecha, no ha habido grandes estudios sobre los efectos de la dieta sobre el síndrome de fatiga crónica (SFC). Sin embargo, José Montoya, MD, profesor de medicina y especialista en la clínica de fatiga crónica de Stanford, afirmó que la dieta no parece afectar a la fatiga crónica .

“Síndrome de fatiga crónica, potencialmente puede verse afectada por la dieta, pero sabemos muy poco acerca de lo que podría trabajar específicamente para todo el mundo”, dijo Montoya. “Sabemos que para algunos, ciertos alimentos empeoran sus síntomas o mejor y que la gente debe estar prestando atención a las personas.”

Mientras más investigación todavía necesita ser hecho, hay un montón de cosas que puede hacer para ayudar a aumentar la energía y asegurarse de que está comiendo una dieta saludable y equilibrada. Aquí hay 12 cortes de dieta para probar.

1. alimentos inflamatorios Ditch

Dado que la inflamación parece jugar un papel en la fatiga crónica, Montoya recomienda tratar una dieta anti-inflamatoria o la adición de alimentos antiinflamatorioscomo pescado y aceite de oliva. Trate de limitar los alimentos inflamatorios como el azúcar, los alimentos fritos y carne procesada.

2. mantenerse hidratado

Mientras que beber más agua no es una cura para la fatiga crónica, sigue siendo importante. La deshidratación se conoce a empeorar la fatiga. Mantenerse hidratado es importante para mejorar o mantener la salud.

3. Mantener un diario de alimentos y síntomas

Un diario de alimentos es una buena manera de descubrir los alimentos que mejoran o empeoran sus síntomas. También es útil tener un registro de cómo se sintió el día a día para compartir con su médico. Un seguimiento de cómo se siente y lo que comió cada día para encontrar patrones. Desde 35 a 90 por ciento de las personas con síntomas de la experiencia de fatiga crónica que están asociados con el síndrome del intestino irritable , es importante prestar especial atención a cualquier dolor de estómago o malestar.

4. No corte todo hacia fuera

Es tentador para cortar todo lo que pueda en la cara de una enfermedad nebulosa, implacable como la fatiga crónica, pero no hay evidencia de que una dieta altamente restrictiva mejora los síntomas. Hable con su médico antes de la eliminación de todos los alimentos de su dieta para evitar sobrecargar su cuerpo y de cortar los alimentos importantes. Sólo intentar una dieta de eliminación, si su médico y dietista piensan que es adecuado para usted.

5. Pero hacer el experimento con su dieta

Compartir en Pinterest

Algunos alimentos pueden hacer que se sienta mejor o peor. Por ejemplo, algunos de los pacientes de Montoya han notado mejoras después de eliminar el gluten o alimentos con alto contenido de carbohidratos de sus dietas, mientras que otros han visto efectos. Dado que no hay dieta estándar para el SFC, podría valer la pena experimentar con su dieta para encontrar lo que te hace sentir mejor.

Lo mejor es trabajar con su dietista o médico para diseñar un plan de alimentación a sus necesidades particulares. Puede empezar por su cuenta, prestando atención a cómo los alimentos en particular que hacer sentir.

“Con la fatiga crónica, es importante escuchar a su cuerpo y ver cómo se siente”, dijo Leah Groppo, RD, CDE en el Cuidado de la Salud de Stanford. Esto es especialmente importante si usted piensa que ciertos alimentos podrían estar agravando sus síntomas o si usted está planeando realizar ningún cambio en su dieta.

Si quieres probar algo nuevo, Groppo recomienda hacer pequeños cambios, como agregar más verduras a su cena cada noche. Palo con ella durante un mes completo antes de decidir si el cambio mejoró sus síntomas o no. También será más probable que se pega con hábitos más saludables en el largo plazo si se introduce lentamente.

6. Limite su consumo de cafeína

La cafeína parece una gran manera de mejorar su energía, pero viene con consecuencias. La cafeína puede dar una falsa sensación de energía y dar lugar a que se exceda, según Montoya. Un poco de cafeína puede estar bien para algunas personas. Sólo tenga cuidado de que no se esfuerce demasiado y asegúrese de que su consumo no afecta a su sueño.

7. Pruebe comidas más pequeñas y frecuentes

Muchas personas con fatiga crónica a menudo se sienten demasiado cansado para comer o no se sienten hambre. Si usted está perdiendo peso o luchando para comer lo suficiente durante todo el día, Groppo recomienda tratar comidas más pequeñas con más frecuencia o la adición de pequeñas meriendas entre cada comida. Comer con más frecuencia puede ayudar a mantener su energía. Las porciones más pequeñas pueden ser más fáciles de tolerar también.

8. Prestar atención al azúcar

El azúcar también puede aumentar su energía temporalmente, pero después del accidente puede agravar el cansancio. En vez de alcanzar para los alimentos con azúcar refinada, Groppo sugiere comer alimentos dulces naturales con un poco de proteína para ayudar a equilibrar el nivel de azúcar en la sangre y niveles de energía. Bayas con yogur natural, sin azúcar es una gran opción.

9. Ir all-in en verduras

Compartir en Pinterest

Llenarse con verduras sin almidón. Trate de incluir verduras de todos los colores durante el día para obtener sus nutrientes y beneficios únicos. Verduras de color rojo , por ejemplo, están llenos de fitonutrientes que actúan como antioxidantes y ayudan a reducir la inflamación. Verduras amarillas contienen vitaminas y minerales importantes como las vitaminas A, C y B6.

10. Pasar los alimentos muy procesados

alimentos muy procesados ​​suelen tener menos nutrientes que sus contrapartes de alimentos enteros. Es importante cargar sobre las plantas - como legumbres, frutas, verduras y granos enteros - para apoyar las necesidades de su cuerpo.

No sé qué comer? Groppo recomienda la pervivencia de los alimentos que son “lo más cerca posible de cómo la madre naturaleza lo hizo posible”. Elija maíz en lugar de copos de maíz o arroz integral en lugar de las pastas hecho estallar, por ejemplo.

11. Por si fuera poco con grasas saludables

Una pizca de nueces, unas rebanadas de aguacate, un par de onzas de trucha: Puede ser fácil de añadir grasas saludables como los ácidos grasos omega-3 durante todo el día. Las grasas saludables son importantes para el cerebro y la salud del corazón, y también pueden ayudar a reducir la inflamación.

12. Plan de comidas de preparación y cuando pueda

Una de las mejores maneras de asegurar una dieta nutritiva es plan de alimentación y preparación de alimentos antes de tiempo. En los días que usted tiene más energía, planificar lo que va a comer para el resto de la semana y preparar sus ingredientes básicos o cocinar las comidas durante todo el camino a través. Sus comidas serán todo listo para ir. Usted no tendrá que preocuparse de lo que va a comer en un día determinado. Aún mejor: Dar de alta a alguien para ayudarle para que pueda hacer más cosas sin agotarse.

Línea de fondo

A todos nos han dicho una y otra vez que lo que comes afecta cómo se siente. Eso no es menos cierto con fatiga crónica. Si bien no hay dietas específicas para la fatiga crónica, una dieta balanceada y saludable puede ser una parte clave de su plan de tratamiento. Sólo asegúrese de que siempre hable con su médico y el nutricionista antes de hacer cambios importantes en su dieta o la adición de cualquier suplemento.

Etiquetas: aptitud, control de peso, Salud,