Publicado en 10 July 2017

Fatiga y náuseas

La fatiga es una condición que es una sensación combinada de tener sueño y drenado de energía. Puede variar de aguda a crónica. Para algunas personas, la fatiga puede ser una ocurrencia a largo plazo que afecta a su capacidad para llevar a cabo las actividades diarias.

La náusea se produce cuando el estómago se siente incómodo o náuseas. El usuario no puede de hecho vomitar, pero se puede sentir como si pudiera. Como fatiga, náuseas puede deberse a muchas causas.

Las náuseas y la fatiga pueden ser el resultado de muchos factores, que van desde las causas fisiológicas a los hábitos de estilo de vida. Los ejemplos de los hábitos de vida que pueden provocar fatiga y náuseas incluyen:

  • consumo excesivo de alcohol
  • el uso excesivo de cafeína
  • los malos hábitos alimenticios
  • toma de medicamentos, como las anfetaminas, para mantenerse despierto
  • el exceso de actividad física o la falta de actividad física
  • descompensación horaria
  • la falta de sueño

Los factores psicológicos también pueden contribuir a las náuseas y la fatiga. Éstos incluyen:

Causas que implican infecciones e inflamación incluyen:

Causas que involucran factores endocrinos y metabólicos incluyen:

Causas que involucran factores neurológicos incluyen:

Algunas otras condiciones que pueden conducir a la náusea y fatiga incluyen:

Busque ayuda médica inmediata si su fatiga y náuseas son acompañadas por:

  • respiración dificultosa
  • dolor de cabeza
  • Dolor de pecho
  • fiebre
  • pensar en hacerse daño
  • coloración amarillenta de los ojos o la piel
  • trastornos del habla
  • vómitos repetidos
  • confusión duradera
  • movimiento ocular anormal

Cambios en la dieta con frecuencia pueden ayudar a reducir la fatiga y náuseas. Programar una cita con su médico si usted no se siente descansado, incluso después de haber dormido una noche completa.

Si usted tiene cáncer, pregunte a su médico acerca de las intervenciones que podrían mejorar sus niveles de energía.

Esta información es un resumen. Siempre busque atención médica si le preocupa que pueda estar experimentando una emergencia médica.

hábitos saludables, como dormir lo suficiente, comer alimentos saludables y hacer ejercicio regularmente puede ayudar a encontrar el alivio de la fatiga y náuseas. Evitar los malos hábitos como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol o abuso de drogas también pueden ayudar a reducir la fatiga y náuseas.

Su médico puede recetar medicamentos para tratar una condición subyacente.

Cuidados en el hogar

Mantenerse hidratado bebiendo líquidos claros puede ayudar a aliviar la fatiga y náuseas. El mantenimiento de un nivel de actividad saludable que no implique el ejercicio excesivo también puede ayudar a prevenir o reducir estos síntomas.

La fatiga puede afectar a su bienestar general. Tomar las siguientes medidas para prevenir la aparición de la fatiga y náuseas:

  • Dormir lo suficiente cada noche (por lo general entre 7 y 8 horas).
  • Administrar su agenda para que su trabajo no sea demasiado exigente.
  • Abstenerse de beber en exceso.
  • Abstenerse de fumar y abuso de drogas.
  • Coma comidas pequeñas y beber mucha agua.
  • Hacer ejercicio regularmente.

Etiquetas: aptitud, control de peso, Salud,